domingo, 28 de septiembre de 2014

ESTO NO ES UNA PIRÁMIDE, ES UNA RED


Imagínate que se trata de un sistema radial articulado, extendido sobre una superficie horizontal, en que cada bolita es una rótula, y cada línea recta es una barra rígida articulada en sus dos extremos. Si coges la bolita del centro y la vas levantando poco a poco en dirección perpendicular a la superficie, adquiere un aspecto piramidal. Puede parecer una pirámide, pero en esencia es una red. Todas las organizaciones sociales son redes, más o menos estructuradas ( tu familia, tu empresa, tu club, tu colegio, tu gobierno... TODO ) . La inmensa mayoría de los grandes negocios también son redes, y hoy en día, gracias a los avances tecnológicos, existen increíbles oportunidades al alcance de cualquiera para vender de todo.

Casi todos los sistemas de remuneración son multiniveles. ¿O acaso gana lo mismo un director que un currante? Si hay clientes que pagan, quien tiene que cobrar, cobra, cada uno lo que le corresponde. Sin clientes no hay negocio. La cadena de distribución puede ser todo lo larga que se quiera. Cuantos más "comerciales" intervengan en ella, más se encarece el producto, y a menos se toca en el reparto. ¿Te has parado a pensar en la de miles de personas que cobran pequeñas partes de tu dinero cuando compras por ejemplo un coche nuevo? La venta directa tiene grandes ventajas, para el empresario y para el emprendedor. Son menos a repartir. Se reducen considerablemente los principales costes fijos ( locales, personal y sus gastos asociados ). Ganas lo que realmente mereces. Cuanto mejor haces tu trabajo, más ganas. Son ingresos recurrentes, puedes estar beneficiándote del trabajo inicial por mucho tiempo. Y lo más importante, puedes disfrutar de tu esfuerzo y ser un poco más libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario